viernes, 19 de junio de 2009

Perú: Congreso derogó polémicos decretos rechazados por indígenas


Perú: Congreso derogó polémicos decretos rechazados por indígenas


Agence France-Presse - 18.6.2009 20:50

El Congreso de Perú derogó este jueves dos decretos sobre explotación de tierras amazónicas rechazados por indígenas, cuya anulación pone fin a una crisis política que dejó 34 muertos y obligó al presidente Alan García a admitir errores en el trato con los nativos.

La derogación se adoptó por 82 votos a favor y 12 en contra tras un debate de más de cuatro horas.

"Este es un día histórico porque nuestras demandas eran justas y finalmente el gobierno nos dio la razón", afirmó Daysi Zapata, dirigente indígena que reemplazó a Alberto Pizango, líder de la revuelta de los nativos durante dos meses y que el miércoles viajó asilado a Nicaragua.

Zapata llamó a los indígenas en la vasta región amazónica a levantar la huelga que iniciaron el 9 de abril y a desbloquear las carreteras que tenían bajo su control.

La dirigente también reclamó al gobierno que levante el estado de emergencia y el toque de queda, implantados en la nororiental Bagua, luego de los graves enfrentamientos que costaron la vida a 24 policías y 10 nativos el 5 y 6 de junio pasados.

A ello agregó la demanda para que cese el hostigamiento y persecución a los líderes de la protesta.

Voceros de los distintos grupos parlamentarios se habían pronunciado por la derogación de los decretos, a excepción de la derechista Unidad Nacional, pero ello no impidió críticas por lo que consideraron tardía rectificación, luego de que el conflicto desembocó en el derramamiento de sangre.

El debate fue seguido con atención por unos 30 indígenas asháninkas en el congreso, quienes asistieron a la sesión, ataviados todos con sus trajes y sombreros de plumas típicos.

La derogación de los decretos fue acordada el lunes en una reunión entre el primer ministro Yehude Simon con una docena de 'apus' o jefes de la etnia amazónica asháninka en un poblado de la selva central.

Tales decretos son cuestionados, según los indígenas, por modificar la legislación forestal y ser una amenaza a la propiedad de sus comunidades, lo que permitiría el ingreso de empresas, sobre todo transnacionales, para explotar recursos con el consiguiente desplazamiento de los nativos.

El conflicto con los indígenas significó la mayor crisis en el segundo gobierno del presidente García, quien en un mensaje al país la noche del miércoles reconoció que su gobierno cometió "una sucesión de errores" para luego pedir a sus compatriotas "calma, serenidad y confianza".

"Es verdad que no se conversó con las comunidades indígenas" sobre decretos que tenían que ver con la explotación de recursos naturales en los territorios que ocupan unos 300.000 miembros de diversas etnias amazónicas, señaló el mandatario, subrayando que se debe abrir paso a la reconciliación.

Pese a la derogación, el Congreso aprobó convocar al primer ministro para que responda la próxima semana un pliego interpelatorio sobre la crisis amazónica, lo que podría derivar en un voto de censura a su gestión.

Simon anunció días atrás que dejará el cargo "en las próximas semanas" una vez que haya vuelto la tranquilidad al país, pero el presidente García le dio un tácito respaldo en su mensaje al país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada